Café y Yoga

Consejos para una vida más tranquila

Cómo elegir alimentos más saludables en el super

Sabemos que comer bien es importante, pero tratar de buscar opciones de alimentos saludables puede ser MUY abrumador.

Tantas opciones, etiquetas confusas, paquetes elegantes y tiempo limitado pueden hacer que la tienda de comestibles sea una experiencia miserable. ¡No temáis! Tenemos pautas para ayudarlo a tomar la decisión correcta.

 

 

Los nutriólogos comparten su secreto

Intermountain Healthcare y Associated Foods se han unido para crear un mapa y una etiqueta de alimentos que lo ayuden a encontrar las opciones de alimentos adecuadas para la alimentación general o artículos específicos para sus necesidades dietéticas.

Los nutriólogos determinan los alimentos preferidos en una fórmula simple que abarca 51 categorías de alimentos, cada una con sus propios criterios únicos. Quizás eso no sea tan simple.

Sin embargo, puede usar algunas matemáticas simples mientras compra para encontrar las opciones de alimentos más saludables. O puede buscar las etiquetas de “Nutriólogo preferido” y dejar que un nutriólogo haga el trabajo por usted.

 

Aquí hay algunas pautas fáciles de seguir:

  1. Pan + 100% grano integral – azúcar = preferido por nutriólogo
  2. Mantequilla de maní ≤ 3 g de azúcar por porción = opción más saludable
  3. Productos frescos = cómelos, todos

 

Sugerencia para seleccionar alimentos comunes

Pan: lo primero que debe encontrar es un paquete que dice ser 100% integral. Una vez que encuentre eso, voltee el pan a la información nutricional y confirme que hay más fibra que azúcar. ¡Eso es un ganador!

Cereal: el énfasis está en los granos integrales con un mínimo de azúcar agregada. Eso significa saltarse las casillas que generalmente tienen personajes de dibujos animados. Las opciones más saludables tendrán más fibra que azúcar.

Verduras, enlatadas y congeladas: las verduras enlatadas pueden ser un lugar furtivo para esconder el sodio. Trate de mantener el sodio en menos de 240 mg y la grasa en menos de 2 g por porción.

Jugo: busque jugos 100% de frutas y vegetales con menos de 360 ​​mg de sodio por porción y sin azúcar agregada. Las opciones frescas, no concentradas, también suelen ser opciones más saludables y sabrosas.

Frijoles enlatados: limite el sodio por porción a 240 mg para los sin sabor y 360 mg para los saborizados. La fibra también debe ser mayor que el azúcar.

Yogur: cuidado con el azúcar añadido. Si el azúcar es menos del doble de la proteína, es una buena opción con menos azúcar.

Carnes: busque opciones magras con un total de grasa menor a 10 gy grasa saturada menor a 4.5 g por porción. El sodio también debe limitarse a 360 mg por porción o 480 mg para las carnes frías.

Nueces: En cada porción, mantenga el sodio a menos de 140 mg y limite el azúcar a 1 g para nueces enteras y mezclas de nueces o 3 g para mantequillas de nueces.

Refrigerios: encuentre una opción con al menos el 10% de su valor diario de fibra o vitaminas o minerales por porción. El sodio debe tener menos de 240 mg y el azúcar agregada menos de 3 g. Los paquetes de una sola porción son una opción inteligente para ayudar con el control de las porciones.

Comidas listas para consumir: encuentre opciones que contengan principalmente alimentos integrales. Busque el equilibrio nutricional asegurándose de que haya al menos 10 g de proteína y las calorías de la grasa sean menos del 35% del total de calorías. Finalmente, limite el sodio a 600 mg y los azúcares agregados a 10 g por porción.